Toma castañas

parResulta halagador, a la par que inquietante, observar la fe que mis amigos tienen en mis panes. Me regalaron en el trabajo una bolsa de castañas de las Alpujarras para que “inventara un pan con ellas”. Ahí es nada. Toma castañas. Después de darle varias vueltas y pedir consejo a mis amigas superpanifragilísticas, me acordé de unos bollos suizos que hice hace ya casi dos años a partir de otro regalo castañil, en aquel caso en forma de crema dulce de castañas, y que nunca llegué a publicar. Antes que acabe el otoño, os dejo aquí el resultado, que de original tiene poco, pero que ilustra muy bien lo que puede producir una cadena de regalos propios y ajenos, o un Tiempo de los regalos, que diría Patrick Leigh Fermor. Sigue leyendo

Bollitos con maíz, yogur, patata y huevo

migaAbro la nevera. Se acumulan las sobras. Entre otras cosas veo un yogur caducado, un huevo a punto de hacerlo y una fiambrera con los restos de una patata asada. Me vienen a la mente los bollitos con poolish de yogur de Xavier Barriga, pero con la miga de mis ‘macepanes’, con papa y maíz escaldado. Al ataque. El resultado, unos bollos nutritivos, contundentes y sabrosones, fantásticos para el bocadillo de media mañana de los guerreros adolescentes, o deliciosos tostados con mantequilla en el desayuno.
Sigue leyendo

Más Tritordeum

detalle_miga
El Tritordeum está conquistando el corazón y el paladar de panaderos aficionados y profesionales. Hace ya algún tiempo publiqué aquí una entrada con un pan de Tritordeum. Aprovechando que para la receta del mes de El foro del pan hemos preparado en plan triunvirato una entrada sobre Tritordeum entre Jordipa (el de la escaña de la entrada anterior), Soy Circe (del blog Un pedazo de pan) y servidor, os dejo aquí un resumen de lo que allí expusimos, y también una receta de tortas de Tritordeum para aumentar el repertorio de este extraordinario cereal.
Sigue leyendo

Panes de escaña, panes diploides

portada

La escaña es un trigo antiguo. Muy antiguo. Se domesticó en el Neolítico hace al menos 10.000 años y es, junto con el emmer, el primer trigo cultivado por el hombre. Tuvo un papel importantísimo en la difusión de la agricultura. Se encontró en el intestino del hombre de Ötzi (aquel señor que que vivió hacia el 3300 a.C. y encontraron congelado en los Alpes en 1991). Seguramente fue un alimento básico para el hombre hasta la Edad de Bronce. A partir de entonces perdió protagonismo a favor de otros trigos de mayor rendimiento y cuya harina era más fácil de obtener, aunque tuvo otro momento de gloria durante el imperio romano. Casi olvidada, la escaña está empezando a ganar protagonismo en la actualidad. Y produce panes que entusiasman. Sigue leyendo