Más Tritordeum

detalle_miga
El Tritordeum está conquistando el corazón y el paladar de panaderos aficionados y profesionales. Hace ya algún tiempo publiqué aquí una entrada con un pan de Tritordeum. Aprovechando que para la receta del mes de El foro del pan hemos preparado en plan triunvirato una entrada sobre Tritordeum entre Jordipa (el de la escaña de la entrada anterior), Soy Circe (del blog Un pedazo de pan) y servidor, os dejo aquí un resumen de lo que allí expusimos, y también una receta de tortas de Tritordeum para aumentar el repertorio de este extraordinario cereal.
Sigue leyendo

Panes de escaña, panes diploides

portada

La escaña es un trigo antiguo. Muy antiguo. Se domesticó en el Neolítico hace al menos 10.000 años y es, junto con el emmer, el primer trigo cultivado por el hombre. Tuvo un papel importantísimo en la difusión de la agricultura. Se encontró en el intestino del hombre de Ötzi (aquel señor que que vivió hacia el 3300 a.C. y encontraron congelado en los Alpes en 1991). Seguramente fue un alimento básico para el hombre hasta la Edad de Bronce. A partir de entonces perdió protagonismo a favor de otros trigos de mayor rendimiento y cuya harina era más fácil de obtener, aunque tuvo otro momento de gloria durante el imperio romano. Casi olvidada, la escaña está empezando a ganar protagonismo en la actualidad. Y produce panes que entusiasman. Sigue leyendo

Salaíllas de Graná

Miga

Estos panes en forma de torta son de degustación moralmente obligatoria en el Día de la Cruz en Granada, el 3 de Mayo, y en la romería del patrón, San Cecilio, el día 1 de Febrero. Es un pan doblemente sencillo: humilde y fácil de hacer. Y son los niños los que tienen una querencia especial por él. Las salaíllas (saladillas) se sirven tradicionalmente con habas verdes frescas, bacalao seco o jamón serrano, según la época y los gustos. Sigue leyendo

Baozi (bollos orientales al vapor)

Relleno
En casa siempre hemos llamado a los baozi “baos”. Estos bollos están deliciosos, y no tienen nada que ver con el subproducto que ofrecen algunos establecimientos supuestamente orientales. Los baos son tiernos, con una miga blandita e irresistible y un relleno de calidad. Son muy fáciles de hacer, aunque requieren el uso de una vaporera. Muy versátiles, se pueden rellenar de carne, marisco, verduras o una combinación, y son ideales cuando toca comer fuera de casa. Nuestro relleno preferido lo hacemos a partir de las sobras de carne de una barbacoa, que se “orientaliza” añadiendo salsa de soja, agridulce y jenjibre. No obstante, también se puede usar directamente carne picada. En China un relleno clásico para los baozi es precisamente carne de cerdo a la barbacoa (char siu bao). Sigue leyendo