Toma castañas

parResulta halagador, a la par que inquietante, observar la fe que mis amigos tienen en mis panes. Me regalaron en el trabajo una bolsa de castañas de las Alpujarras para que “inventara un pan con ellas”. Ahí es nada. Toma castañas. Después de darle varias vueltas y pedir consejo a mis amigas superpanifragilísticas, me acordé de unos bollos suizos que hice hace ya casi dos años a partir de otro regalo castañil, en aquel caso en forma de crema dulce de castañas, y que nunca llegué a publicar. Antes que acabe el otoño, os dejo aquí el resultado, que de original tiene poco, pero que ilustra muy bien lo que puede producir una cadena de regalos propios y ajenos, o un Tiempo de los regalos, que diría Patrick Leigh Fermor. Sigue leyendo

Domesticando a la escaña (y sobrevivir para contarlo)

IMG_8180

Jordi Mercade y servidor hemos vuelto a la escaña. En este caso de manos de Lot Roca, de Harineras Roca, que fue tan amable de proponernos el reto de sacar pan con una harina de escaña alemana muy difícil de manejar, pero con un sabor tan extraordinario que el recuerdo del esfuerzo se esfuma al saborear el primer trozo de pan.
Sigue leyendo

Más Tritordeum

detalle_miga
El Tritordeum está conquistando el corazón y el paladar de panaderos aficionados y profesionales. Hace ya algún tiempo publiqué aquí una entrada con un pan de Tritordeum. Aprovechando que para la receta del mes de El foro del pan hemos preparado en plan triunvirato una entrada sobre Tritordeum entre Jordipa (el de la escaña de la entrada anterior), Soy Circe (del blog Un pedazo de pan) y servidor, os dejo aquí un resumen de lo que allí expusimos, y también una receta de tortas de Tritordeum para aumentar el repertorio de este extraordinario cereal.
Sigue leyendo

Espelta (IV): Y de postre … ¡magdalenas de espelta!

Magdalena
Finalizo, de momento, las entradas de espelta con esta receta, que es una sencilla adaptación de una receta clásica de magdalenas. Se me ocurrió que, al ser la harina de espelta algo flojilla, podría ir muy bien en el tema de los postres. Y así ha sido. Sustituimos la harina floja de repostrería por harina blanca de espelta, añadimos un poco de mango para darle un toque distintivo … ¡y a disfrutar! Sigue leyendo