Bollitos con maíz, yogur, patata y huevo

migaAbro la nevera. Se acumulan las sobras. Entre otras cosas veo un yogur caducado, un huevo a punto de hacerlo y una fiambrera con los restos de una patata asada. Me vienen a la mente los bollitos con poolish de yogur de Xavier Barriga, pero con la miga de mis ‘macepanes’, con papa y maíz escaldado. Al ataque. El resultado, unos bollos nutritivos, contundentes y sabrosones, fantásticos para el bocadillo de media mañana de los guerreros adolescentes, o deliciosos tostados con mantequilla en el desayuno.
Sigue leyendo

Salaíllas de Graná

Miga

Estos panes en forma de torta son de degustación moralmente obligatoria en el Día de la Cruz en Granada, el 3 de Mayo, y en la romería del patrón, San Cecilio, el día 1 de Febrero. Es un pan doblemente sencillo: humilde y fácil de hacer. Y son los niños los que tienen una querencia especial por él. Las salaíllas (saladillas) se sirven tradicionalmente con habas verdes frescas, bacalao seco o jamón serrano, según la época y los gustos. Sigue leyendo

Baozi (bollos orientales al vapor)

Relleno
En casa siempre hemos llamado a los baozi “baos”. Estos bollos están deliciosos, y no tienen nada que ver con el subproducto que ofrecen algunos establecimientos supuestamente orientales. Los baos son tiernos, con una miga blandita e irresistible y un relleno de calidad. Son muy fáciles de hacer, aunque requieren el uso de una vaporera. Muy versátiles, se pueden rellenar de carne, marisco, verduras o una combinación, y son ideales cuando toca comer fuera de casa. Nuestro relleno preferido lo hacemos a partir de las sobras de carne de una barbacoa, que se “orientaliza” añadiendo salsa de soja, agridulce y jenjibre. No obstante, también se puede usar directamente carne picada. En China un relleno clásico para los baozi es precisamente carne de cerdo a la barbacoa (char siu bao). Sigue leyendo

Pogácsa (panecillos húngaros con queso)

PogacsaIEstos saladitos húngaros son muy fáciles de hacer, y están deliciosos. Se parecen en la forma a los scones escoceses, pero son más ligeros, casi etéreos, parecen estar hechos de aire. En los cuentos tradicionales húngaros, cuando un hijo se va de casa para buscarse la vida, la madre, al partir, le mete unos cuantos pogácsa en el hatillo. De igual forma, en las ceremonias de graduación de algunos institutos húngaros, a los estudiantes que dejan el colegio les preparan una pequeña cartera que contiene una lista con los nombres de sus compañeros, una foto y … pogácsa. Sigue leyendo

Kupdari y khachapuri, dos empanadas de Georgia

Queso_corte

Estas empanadas parecen ser muy populares en Georgia, especialmente en la ciudad de Svaneti. La primera está rellena de carne, la segunda de queso. La receta está basada en el libro “The cooking of the Eastern Mediterranean”, de Paula Wolfert. Aunque técnicamente Georgia no está bañada por el Mediterráneo, la autora incluyó en su libro varias recetas de este país al considerarlo mediterráneo en espíritu y agricultura. Me llamaron la atención dos particularidades de estas empanadas: la masa se elabora con yogur en lugar de agua o leche, y el relleno de carne de la kupdari (o kubdari) no se guisa previamente, sino que la carne se cocina en su propio jugo mientras se hornea. Sigue leyendo