Bollitos con maíz, yogur, patata y huevo

migaAbro la nevera. Se acumulan las sobras. Entre otras cosas veo un yogur caducado, un huevo a punto de hacerlo y una fiambrera con los restos de una patata asada. Me vienen a la mente los bollitos con poolish de yogur de Xavier Barriga, pero con la miga de mis ‘macepanes’, con papa y maíz escaldado. Al ataque. El resultado, unos bollos nutritivos, contundentes y sabrosones, fantásticos para el bocadillo de media mañana de los guerreros adolescentes, o deliciosos tostados con mantequilla en el desayuno.
Sigue leyendo

Baozi (bollos orientales al vapor)

Relleno
En casa siempre hemos llamado a los baozi “baos”. Estos bollos están deliciosos, y no tienen nada que ver con el subproducto que ofrecen algunos establecimientos supuestamente orientales. Los baos son tiernos, con una miga blandita e irresistible y un relleno de calidad. Son muy fáciles de hacer, aunque requieren el uso de una vaporera. Muy versátiles, se pueden rellenar de carne, marisco, verduras o una combinación, y son ideales cuando toca comer fuera de casa. Nuestro relleno preferido lo hacemos a partir de las sobras de carne de una barbacoa, que se “orientaliza” añadiendo salsa de soja, agridulce y jenjibre. No obstante, también se puede usar directamente carne picada. En China un relleno clásico para los baozi es precisamente carne de cerdo a la barbacoa (char siu bao). Sigue leyendo

Feliz Nochebueno

PortadaNo, no es una errata. El nochebueno es un pan/bollo que en Granada solemos comer para Navidad. Su nombre viene seguramente asociado a su larga conservación, pues estos panes se vendían el día de nochebuena y de esta forma los panaderos podían librar al día siguiente. Se trata de un pan rico en aceite de oliva, ligeramente dulce, y enriquecido con pasas y matalahúga (anís verde). Estos ingredientes constituyen el denominador común que uno puede encontrar tanto en las panaderías granadinas como en las numerosas recetas que habitan en internet. A partir de aquí  nos asalta la variedad: los hay con nueces o sésamo; con las pasas previamente maceradas en licor; en formato hogaza o alargado; greñados o sin greñar; con un adorno de goterones de azúcar blanca o sin él. Sigue leyendo

Panecillos con queso de cabra y ajenuz

RecorteSe me ocurrió que el sabor del queso de cabra podría maridar muy bien con semillas de ajenuz. Esta planta recibe otros nombres: kalonji, niguella, neguilla, comino negro … Y en efecto, la combinación de sabores nos pareció fantástica. Otras veces los he hecho con alcaravea, y no sabría cuál elegir. Las semillas de ajenuz son ricas en un compuesto llamado timoquinona. A juzgar por lo que se lee en revistas médicas especializadas, la timoquinona es un fármaco bastante prometedor en el tratamiento de diversas enfermedades inflamatorias y cáncer. Su sabor es fuerte, algo amargo y muy peculiar. Me recuerda a la pimienta negra, aunque menos picante y más aromático. Quedaron dos panecillos duros olvidados en la bolsa del pan, y usé su miga para rellenar unos champiñones según una receta clasiquísima que la tengo manuscrita y no sé ni de dónde la pude obtener. Y ese toque de ajenuz en el relleno me ha parecido tan bueno que a partir de ahora pienso añadirlo a los champis a partir de ahora. Al final de la entrada os muestro cómo quedaron.

Sigue leyendo